***********CLASES DE BAJO**************

*INICIACION AL INSTRUMENTO*
*TÉCNICA*
*ESCALAS*
*ARMONÍA*
*ARPEGIOS Y ACORDES*
*CORRECTA POSTURA DE AMBAS MANOS*
*EJERCICIOS DE TÉCNICA INTENSIVA PARA AMBAS MANOS*
*LECTURA*
*AUDIOPERSEPCION*
*GUITARRA COMPLEMENTARIA*
*TIPOS DE GROOVES*
**SLAP**
*IMPROVISACION*
*EJERCICIOS VARIOS*
*DISTINTOS ESTILOS* ( ROCK-BLUES-METAL-FUNK-REGAE )

*CLASES INDIVIDUALES DE 1 HORA *

*PRINCIPIANTES Y AVANZADOS*

PROVEO INSTRUMENTO


ZONA VILLA CRESPO - PALERMO
CAP. FED.
ilchacho_bajo@hotmail.com
cienrock@hotmail.com

TEL: 39687473
CEL: 15 4446 3737


;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;;
,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,
...................................................................................................................................................
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 19 de diciembre de 2011

Tapping

El 'tapping' (también conocido como fingertapping) es una técnica instrumental de guitarra eléctrica y el bajo (instrumentos de cuerda). Éste es ejecutado utilizando los dedos de la mano de la púa para presionar las cuerdas sobre el mástil del instrumento, haciendo sonar las notas.

El tapping usualmente incorpora pull-offs y hammer-on (ligados), en donde los dedos de la mano izquierda también tocan, siendo en la misma cuerda, y pudiendo así tocar varias notas por pulso. De los primeros en usar esta técnica fueron Steve Hackett guitarrista de Genesis y Harvey Mandel, aunque fue popularizada por Eddie Van Halen guitarrista de Van Halen en canciones como "Panama", el comienzo de "Hot for Teacher" y "Eruption". Un gran salto dio Stanley Jordan, al usar dicha técnica casi exclusivamente en sus interpretaciones. Eddie fue el impulsor de esta técnica en los 80's y Steve Lukather la utiliza siempre cuando está al frente de un escenario.


Tapping a dos manos 

1. Tapping a una mano

En el tapping a una mano se suele utilizar el dedo medio o índice para percutir la cuerda.
Se hace tap y después de que suene la nota se hace un pull-off con el mismo dedo del tap, esto sería tapping de dos notas, haciendo combinaciones de más pull-off y más hammer-on con la mano izquierda se pueden hacer secuencias de todo tipo.

2. Tapping a dos manos

Entran en juego los dedos de la mano derecha e izquierda y se puede maniobrar en varias cuerdas. En la mano derecha ("la que toca") el tapping es un tap sin el consiguiente pull-off, así que podría decirse que es casi un hammer-on, se puede utilizar un dedo o varios para hacer el tap. En la mano izquierda se basa sobre todo en hammer-on para que suenen las notas, aunque también se puede intercalar pull-off. El mayor exponente y principal impulsor de esta técnica fue Eddie Van Halen a finales de los 70's.

3. Sweep tapping

El Sweep tapping es la técnica de guitarra eléctrica que fusiona dos técnicas básicas, el sweep picking y el tapping y consta de utilizar ambas manos para tocar, de manera veloz, un arpegio. En el caso de un guitarrista diestro, la mano izquierda forma el arpegio mientras que la derecha en vez de utilizar la púa, utiliza la técnica de tapping, para crear así un sonido más melódico ya que la cantidad de notas que suenan es mayor que en la técnica de economía de plectro (púa) o más conocida como sweep picking o barrido. Utiliza la pua entre el dedo de enmedio y el pulgar, mientras el dedo indice hace el tapping y el arpegio con la pua, alternando dedo y pua en una secuencia a gusto propio.

Afinaciones alternativas e instrumentos de cuerdas dobles o triples

En ocasiones se emplean afinaciones alternativas con el objetivo de ampliar el rango efectivo del instrumento o de abarcar más notas con la misma posición de la mano izquierda. Esta práctica -conocida como scordatura en italiano- tiene su origen en el siglo XVI, cuando los luthieres de ese país desafinaban sus instrumentos con el objetivo de facilitar la ejecución de pasajes especialmente complicados, de alterar las cualidad tímbricas de sus instrumentos, o de expandir su rango tonal. Algunas de estas afiniciones alternativas pueden ser mi-la-do#-mimi-sol-re-mimi-la-mi-la, pero existen multitud de combinaciones posibles.

Los detuners son dispositivos mecánicos que pueden ser activados por el músico para provocar la tensión o distensión de una o más cuerdas, logrando con ello una afinación alternativa inmediata.  Estos dispositivos son normalmente usados para destensar la cuerda más grave de un bajo de cuatro cuerdas (re-la-re-sol). Análogamente es posible usar estos dispositivos en bajos de cinco o más cuerdas para tensar o destensar la cuerda más grave. Existen instrumentos, como el Zon Hyperbass de Michael Manring, que ofrecen innumerables posibilidades de afinación, obteniendo así un mayor rango tonal.
Otros instrumentos diseñados para utilizar afinaciones alternativas son:


  • Bajo tenor, con afinación la-re-sol-do, esto es, una cuarta por encima de lo normal. El bajo tenor fue inventado por Stanley Clarke, pero es usado por muchos otros bajistas, como Victor Wooten o Stu Hamm.
WOOTENHAMM
  • Bajo piccolo, con afinación mi-la-re-sol (una octava por encima de el bajo estándar) y también popularizado por Stanley Clarke. 
 STANLEY CLARKE

Por otra parte, existen instrumentos con menos de cuatro cuerdas (menor rango efectivo) y con cuerdas dobles o triples (idéntico rango efectivo que sus equivalentes de cuerdas simples):
  • Bajos con menos de cuatro cuerdas, como los instrumentos del fabricante japonés Atlansia, de 1, 2 y 3 cuerdas. 

El bajista de sesión Tony Levin encargó a la firma Music Man la construcción de una versión de tres cuerdas de su modelo Stingray. 
  • Bajos de 8, 10, 12 ó 15 cuerdas, construidos según los mismos principios de la guitarra de 12 cuerdas, donde cada cuerda individual dispone de otra paralela afinada una octava más aguda para ofrecer un sonido más grueso. Por ejemplo, un bajo de 8 cuerdas podría usar una afinación mi-mi, la-la, re-re, sol-sol, con cuerdas dobles, mientras que uno de 12 cuerdas podría estar afinado mi-mi-mi, la-la-la, re-re-re, sol-sol-sol, con cuerdas triples. Un bajo de 10 cuerdas añadiría dos cuerdas en si al bajo de 8 cuerdas del primer ejemplo. En 1996 Warrior Guitars produjo un instrumento de 15 cuerdas, afinado mimimi-lalala-rerere-solsolsol-dododo.

Bajos de rango extendido

Para ampliar el rango estándar del instrumento de cuatro cuerdas, los constructores tienen tres opciones: ampliar el número de trastes, utilizar afinaciones alternativas o añadir cuerdas extra:

Cuatro cuerdas con afinaciones alternativas para extender el rango efectivo del instrumento. Afinaciones en quinta (por ejemplo do-sol-re-la, similar a la del violonchelo) permiten un rango extendido tanto en graves como en agudos.


Cinco cuerdas normalmente afinadas si-mi-la-re-sol, proporcionan un rango extendido en graves. Los bajos de 5 cuerdas se emplean con asiduidad en la música rock o heavy metal, junto a guitarras de siete cuerdas o guitarras barítonas. Una afinación alternativa para los bajos de cinco cuerdas es mi-la-re-sol-do, conocida como afinación tenor y muy popular entre artistas de jazz y solistas. Otras afinaciones como do-mi-la-re-sol son empleadas ocasionalmente. La quinta cuerda proporciona una rango mayor respecto al bajo de cuatro cuerdas, y permite el acceso a un mayor número de notas en la misma posición, lo que redunda en una mayor versatilidad.

Seis cuerdas, normalmente afinadas si-mi-la-re-sol-do. El bajo de seis cuerdas no es más que un bajo de cuatro cuerdas con dos cuerdas extra añadidas, una más grave y una más aguda. Aunque menos comunes que los bajos de 4 y 5 cuerdas, estos instrumentos son empleados en géneros como la música latina o el jazz, o por músicos de estudio que necesitan un instrumento más versátil. Existen otras muchas afinaciones alternativas para este tipo de instrumentos.

Bajos de rango extendido (ERB en inglés) son instrumentos de 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11 ó 12 cuerdas individuales. Uno de los primeros bajos de 7 cuerdas fue construido por el luthier Michael Tobias en 1987 para el bajista Garry Goodman, quien había desarrollado una técnica especial de mano derecha que requería el uso de siete o más cuerdas.  La firma Conklin Guitars se especializó desde un principio en la construcción de este tipo de bajos, y ofrece instrumentos de 8 y 9 cuerdas.



Guitarbass es un instrumento de 10 cuerdas, cuatro de bajo (con afinación estándar) y las seis restantes con afinación de guitarra (también estándar). Este instrumento cuenta con un solo mástil y cuerpo, pero utiliza diferentes escalas, puentes, diapasones y pastillas para cada "región". Fue creado por John Woolley en el año 2005, basándose en un prototipo construido por David Minnieweather. El luthier Michael Adler construyó el primer bajo de 11 cuerdas de la historia en el año 2004, y realizó otro instrumento de doce cuerdas un año más tarde. Los instrumentos de 11 y 12 cuerdas de Adler disponen de un rango comparable al del piano de cola, con 97 notas en el último caso.


Algunos constructores han experimentado con la creación de subcontrabajos afinados en do#-fa#-si-mi (el do#de la cuerda más grave a 17.32 Hz).  Entre los bajistas que usan este tipo de instrumentos podemos citar a Yves Carbonne, Jean Baudin, Bill Dickens, Phil Lesh o Al Caldwell. Ibanez lanzó su modelo SR7VIISC a principios del 2009; de escala corta (30pulgadas) y afinación si-mi-la-re-sol-do-mi; la compañía lo describe como un cruce entre el bajo y la guitarra.

Bajos con y sin trastes

En un bajo con trastes, estos separan el diapasón en divisiones de semitono, como ocurre en la guitarra. El Precision Bass original disponía de 20 trastes, pero muchos bajos modernos disponen de 24 o incluso más. El bajo sin trastes, o fretless, ofrece un sonido muy característico, pues la ausencia de trastes metálicos significa que la cuerda debe ser presionada directamente contra la madera del diapasón, como ocurre en el contrabajo. La vibración así producida ofrece un sonido más dulce y cálido, y el bajo sin trastes permite ciertas técnicas de ejecución que no son posibles en un bajo eléctrico normal, como el glissando continuo o la afinación microtonal. Algunos bajistas emplean ambos tipos de bajos -con y sin trastes- en función del tipo de material a ejecutar, como el bajista de sesión Pino Palladino, que ha trabajado con Eric Clapton, David Gilmour o John Mayer. Aunque se asocia normalmente el bajo sin trastes al jazz o al jazz fusion, el instrumento es usado por músicos en una amplia variedad de estilos, como el rock, la salsa o, incluso, el heavy metal.
El primer bajo sin trastes fue construido por Bill Wyman en 1961, cuando arrancó los trastes a un bajo económico de fabricación japonesa, un instrumento que podemos escuchar en temas de The Rolling Stones como "Paint it Black". El primer bajo sin trastes de serie fue el modelo AUB-1 de Ampeg, lanzado en 1966; Fender introduciría la versión sin trastes de su Precision Bass en 1970.



A principios de los años setenta, el bajista Jaco Pastorius creó su propio bajo sin trastes eliminando los trastes a un Jazz Bass de 1962. En diversas entrevistas, Pastorius ofreció distintas versiones acerca de cómo consiguió hacerlo: menciona el uso de unos alicates y una cuchilla de obras, pero en una entrevista de 1984 afirma que compró el instrumento con los trastes ya eliminados, aunque no habían sido rellenados los huecos que habían dejado. En cualquier caso, Pastorius usó epoxy en lugar de barniz con el objetivo de obtener un acabado que le permitiese usar cuerdas roundwound (entorchadas), que de otra manera habrían acabado dañando la madera del diapasón.

Algunos bajos sin trastes emplean marcadores como guías para facilitar la afinación; es frecuente el uso de cuerdas de nylon o planas (flatwound) para no dañar el diapasón con el roce abrasivo continuo de las cuerdas. Algunos instrumentos fretless incorporan un barnizado con epoxy para incrementar la resistencia del acabado, realzar el sustain del instrumento y otorgarle un sonido más brillante. Aunque muchos bajos sin trastes disponen de cuatro cuerdas, podemos encontrar fácilmente bajos sin trastes de 5, 6 o incluso más cuerdas.